MUSICA PARA VAMPIROS




No es solo por su amor por la sangre, ni por su supuesta fuerza, ni por el aura maldita que los rodea. No es porque vivan exclusivamente en la noche. Lo que deslumbra de los vampiros es la enfermedad que padecen: la intensidad.

Pero la intensidad es también la enfermedad de nuestro tiempo, estamos enfermos de intensidad, somos seres que buscamos en la tv, los cuentos, las novelas, los chismes, en los parques de atracciones, en las infidelidades, en la velocidad y el movimiento, en los deportes, en la música, esa intensidad que necesitamos como el aire que respiramos. Los vampiros somos nosotros.

Bienvenido a tu mundo