SEMILLA DE CUENTO



No sabemos nada acerca del origen de las historias. ¿ Cuando nacieron? ¿Y dónde? ¿Nacen los cuentos con las primeras palabras? ¿O brotan en los ojos del que mira y luego cuenta? ¿O quizá son las propias cosas, los objetos y sus luces, los que las crean?

Si quiero contar una historia, si quiero hacerla crecer, ¿donde encuentro la semilla? ¿Y que forma tiene? ¿Son grandes o pequeñas las semillas de cuento? Y si cambio una palabra en un cuento, una sola palabra, ¿se convierte en otro?

¿Tienen algún objetivo las historias, nacen porque quieren enseñar algo, o solo crecen y crecen y viajan en nuestras bocas y nuestros cuerpos esperando nuevas tierras donde arraigar y crecer y multiplicarse?

Si todas estas preguntas te intrigan y te dan vueltas en la tripa y en los dedos, si alguna vez pensaste en ser un jardinero de historias, o simplemente, si te apetece escuchar cuentos de los de toda la vida, ¡ven a ver semilla de cuento!